Pronóstico fundamental del dólar estadounidense: DXY preparado antes de los datos del IPC

El índice de precios al consumidor (IPC) será el impulsor clave de la dirección del DXY el viernes. Se espera que el IPC subyacente, que excluye los precios volátiles de los alimentos y la energía, cruce los cables a un 4,9% interanual, frente al 4,6% de octubre. Si la impresión del IPC es mejor de lo esperado, el dólar estadounidense debería subir. Sin embargo, una lectura más baja ejercerá presión sobre el DXY.

El índice DXY del dólar estadounidense refleja la fortaleza del dólar estadounidense frente a una canasta de monedas. El dólar estadounidense es un 57,6% más fuerte frente al euro que frente a la libra esterlina. El euro ha estado perdiendo terreno frente a la libra esterlina recientemente, pero se ha recuperado frente al dólar australiano y el dólar neozelandés. A pesar de la reciente caída del EUR / USD, los alcistas ahora están buscando apoyo en otros pares de divisas.

El euro es un componente importante del DXY. Los datos recientes de inflación de la eurozona han debilitado a la libra, pero esto puede ser algo bueno para el dólar estadounidense. La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, hablará a las 16:30 GMT + 8, y puede ser un poco volátil después de eso. Las ventas minoristas en la eurozona probablemente llenarán un vacío después del discurso, por lo que el EUR / USD podría manipularse el jueves.

Los datos de precios al consumidor de EE. UU. También podrían proporcionar una guía para cuándo la Reserva Federal aumenta las tasas de interés. La moneda de refugio seguro cotizaba cerca de un mínimo de un mes frente al yen el miércoles. Se espera que la medida básica interanual aumente un 0,4% desde el 0,2% de septiembre. La tasa todavía está muy por encima del objetivo de inflación anual promedio del 2% de la Fed.

La fortaleza de DXY está estrechamente vinculada al euro. El euro ha mostrado recientemente cierto atractivo como refugio de seguridad. Ha ganado frente a la libra esterlina, el dólar australiano y el dólar neozelandés la semana pasada. Además, el debilitamiento del euro ha debilitado al dólar estadounidense en comparación con sus otras contrapartes. Ésta es la razón principal por la que el índice fundamental de DXY es el indicador clave de la economía estadounidense.

Los datos de inflación publicados en los Estados Unidos proporcionarán una guía clave para el momento del próximo aumento en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal. La moneda de refugio seguro probablemente cotizará cerca de un mínimo de un mes frente al yen japonés el miércoles. Además, la medida básica año tras año que se sigue de cerca aumentará 0,3 puntos porcentuales hasta el 4,3%. Los datos de inflación también serán un factor clave para determinar la tendencia y el desempeño del dólar estadounidense en los mercados globales.

En el mercado de divisas de la zona euro, el EUR / USD es el componente más importante de DXY. Su contraparte más débil, el euro, ha mostrado recientemente su atractivo de refugio seguro. Sus ganancias frente a la libra esterlina y el dólar australiano la semana pasada sugieren que el euro está disminuyendo su atractivo refugio frente al dólar estadounidense. Su debilidad también significa que la moneda europea puede ser un activo de riesgo para los inversores.

El DXY está preparado para moverse más alto durante una sexta semana. Si bien hay muchas razones para la fortaleza del DXY, la tasa de desempleo de la eurozona probablemente empujará al dólar estadounidense al alza. Esto también hará que la moneda del euro caiga. Pero los datos también serán positivos para el USD, como consecuencia de la caída del euro.

El índice DXY del dólar estadounidense es una medida de su fortaleza frente a una canasta de monedas. Su índice DXY, o “indicador de fuerza”, se compone de cinco monedas principales: el euro, el yen japonés, el dólar canadiense y el dólar canadiense. La reciente debilidad de la libra esterlina, a su vez, empujó a la baja al dólar estadounidense.

Una estrategia de negociación de alta frecuencia es una estrategia clave cuando la fortaleza del dólar estadounidense está limitada por los comunicados de prensa. Los datos de este informe a menudo se retrasan. Es importante monitorear la tendencia del dólar estadounidense, ya que es una señal clave para la moneda estadounidense. Mientras el gobierno de EE. UU. Confíe en la economía, el dólar estadounidense puede seguir subiendo.