Peso mexicano superando a un débil dólar estadounidense, la volatilidad sigue siendo extrema

A diferencia del débil dólar estadounidense en los últimos meses, el peso mexicano es considerablemente más fuerte frente a su contraparte regional, el peso argentino. Esto es el resultado de la alta asunción de riesgos por parte de inversores de todo el mundo que han reconocido que el peso es la mejor apuesta en el comercio de divisas.

La razón detrás de esta decisión es que en los últimos seis meses, el peso ha perdido valor debido a problemas en la economía del país, especialmente la nacionalización de tres bancos principales por parte del gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Otra razón para el debilitamiento del peso es la brecha cada vez mayor entre el dólar estadounidense y la moneda regional. A pesar de las tasas de interés más bajas en este momento, el riesgo de un gran repunte del dólar ha hecho que muchos inversores desconfíen del comercio del dólar, manteniendo así el valor del peso.

Debido a su volatilidad y al hecho de que es susceptible a los altibajos del mercado, el dólar es, con mucho, la moneda más preferida en el comercio de divisas. Esto ha sido motivo de preocupación para muchos inversores que han estado lidiando con las diversas plataformas de negociación de divisas que están disponibles en línea y que facilitan el intercambio de divisas. Los operadores no necesitan ser operadores de divisas experimentados para trabajar con éxito con estas plataformas, ya que los programas de software involucrados con ellos funcionan mediante el monitoreo y el equilibrio de las posiciones de un operador en diferentes monedas.

Por lo tanto, los operadores deben tener precaución al realizar grandes pedidos en el volátil mercado de divisas y siempre deben asegurarse de mantener algún tipo de margen disponible. Si una operación es exitosa, es una buena idea verificar que las ganancias se hayan calculado con precisión. En la medida de lo posible, solo para colocar operaciones en los mercados de divisas que se basan en un buen apalancamiento, independientemente de las fluctuaciones en los precios de las diferentes monedas.

A medida que pase el tiempo, la volatilidad aumentará a medida que el mercado avance hacia una nueva tendencia, lo que proporcionaría oportunidades para configuraciones comerciales rentables. Dada la naturaleza volátil del mercado, es aconsejable ir a lo seguro y apegarse a configuraciones bien establecidas y predecibles que se basen en indicadores y tendencias confiables. Es posible que algunos operadores deseen verificar los informes diarios y semanales del mercado de valores para determinar las tendencias antes de realizar cualquier operación, especialmente aquellas que pueden ser de naturaleza especulativa.

Un inversor interesado en jugar en el mercado de divisas debe comprender que comprar y vender son simples siempre que tenga una comprensión básica de cómo identificar tendencias y movimientos del mercado. Un buen comerciante también debe estar equipado con buenas habilidades de análisis técnico, especialmente en términos de identificación de tendencias y análisis fundamental.

Además, un inversor también debe buscar buenos predictores de la dirección del mercado. El uso de indicadores técnicos o software de análisis fundamental y proveedores de información que ofrecen actualizaciones diarias, semanales y mensuales son esenciales para un comerciante informado.

Además, es importante mantenerse informado sobre la volatilidad del mercado, a fin de determinar si un comprador o vendedor es probable que se beneficie de comprar o vender tanto en términos de cantidad de unidades como de precios volátiles. Como suele ser el caso en un mercado volátil, los movimientos pueden causar una pérdida inmediata de capital y esto haría necesario calcular cuidadosamente las pérdidas.

Para ayudar a evitar pérdidas, un buen operador siempre debe asegurarse de que está operando en las mismas monedas que está utilizando en el mercado de divisas, para que pueda recibir alertas cuando los precios en diferentes regiones del mundo se muevan en direcciones opuestas. Esto le permitirá aprovechar cualquier tendencia favorable antes de que se convierta en una oportunidad comercial.

Un inversor también debe estar bien versado sobre cómo detectar cuándo la dirección del mercado de divisas se mueve en contra de su favor. Este es un proceso que lleva tiempo e implica mucho esfuerzo, pero con experiencia, un buen operador comenzará a tener una idea de lo que parecen buenos movimientos del mercado antes de que la mayoría de los operadores los vean.

Cuando el mercado se mueve en contra de él, un operador debe considerar que debe hacer uso del “momento del mercado” para adelantarse al mercado haciendo operaciones de acuerdo con las señales que indican una operación lucrativa. La tendencia comercial es inminente, lo que se logra mejor estableciendo un stop-loss de venta, un límite de pérdida y un límite óptimo de ganancia.